Transponedor de acordes

Herramienta para transportar acordes

Esta herramienta te ayudará a transportar acordes de tu guitarra o ukelele. Ya no tendrás que realizar esos cálculos, trabajo pesado si se realiza de manera constante. Así pues, ya que me dedico al desarrollo web se me ocurrió realizar el esta herramienta programada con HTML5 y JavaScript con el que podremos realizar las transposiciones de forma sencilla.

En la primera fila tendremos que seleccionar el acorde base, en la segunda haremos click en caso de ser un acorde menor. Pulsamos sobre el botón "TRANSPONER" y obtendremos el resultado y una representación gráfica en las dos próximas.

En caso de necesitar respuesta ante alguna duda, ha encontrado algún tipo de problema o cree que necesita alguna mejora puede enviarme su mensaje a través del formulario de contacto de la página principal, todos los comentarios serán bienvenidos.

Seleccione su instrumento:
¿menor? ¿menor? ¿menor? ¿menor? ¿menor? ¿menor?
¿7? ¿7? ¿7? ¿7? ¿7? ¿7?
Resultado:

¿Cuántos semitonos?




Un poco más sobre la transposición de acordes: es una buena forma de integrar acordes nuevos al conjunto musical que estamos componiendo. Si estamos componiendo una canción en Do mayor y luego vamos a tocarla en Do menor, para evitar descomponerla en acordes y desarmonías, lo mejor es ir añadiendo bajos y armónicos al acorde original.

Esto no sólo lo podemos usar para pasar de una tonalidad a otra, sino que podemos utilizarlo para añadirle nivel de complejidad a una canción, igual que ocurre con los acordes.

Por ejemplo, para componer una canción en Do mayor, podemos tocarla en Do menor, pero al escribirla en Do mayor no podremos usar bajos y armónicos, porque no están en Do menor, de forma que si queremos añadirle nivel de complejidad sin repetir las notas del acorde original, podemos añadirle estos niveles añadiendo bajos y armónicos.

Sin embargo, hay que tener cuidado con los bajos, que se juegan con las notas originales del acorde, así que antes de comenzar a añadir bajos y armónicos, hay que saber qué notas pueden estar disponibles en el acorde y qué notas no pueden estar disponibles, esto no depende tanto del acorde, sino del instrumento que vamos a tocar.

Otro ejemplo, al tocar un acorde en Do mayor, con un acorde en Do mayor, con una guitarra, podemos añadir bajos y armónicos, pero si lo tocamos con una guitarra flamenca, no podremos añadir bajos y armónicos, porque no son instrumentos que se toquen en Do mayor, por lo que no podríamos añadirles bajos y armónicos a sus acordes.

Además, hay que tener presente que los acordes en sí mismos son construcciones musicales más complejas, por lo que si vamos a añadirles bajos y armónicos a las tonalidades que estamos componiendo, a lo mejor no es aconsejable añadirles armónicos.